martes, noviembre 02, 2010

Quisiera ser grande...



Un día de este invierno que pasó, fuimos a la plaza. Luciana descubrió que podía subirse a la pared que rodea el sector de juegos. Y siguiendo a Gianna, su hermana mayor, imitaba lo que ella hacía. Oh sorpresa! Gianna saltó... Para sus siete años eso es algo habitual. Pero para los 21 meses de Luchi, no. Obviamente no atinó a poner las manos, en lugar de esto cayó con la boca... abierta... Bien abierta. Volvió hacia mi, sacándose arena de la lengua. Nos reímos, ella incluída!